martes, 18 de agosto de 2009

Resaca gaditana


Busco la manera de matar los recuerdos
de borrar los inútiles intentos
tratando de merecer tu afecto,
me refugié en extraños lugares
al amparo de vientos cambiantes
sin otro consuelo
que una música caprichosa
evocándome tu imagen a cada instante,
una agria decepción habitó en mi
consumiendo mi sonrisa
y sujeta en mi memoria
me hirió sin piedad,
recurrí al plácido sueño
liberador de las almas castigadas
pero nunca aplacó mi angustia
sólo el correr del reloj
con su lento caminar
me augura un mañana mejor.

© Ike

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

Cuidado con caer en la tentación de buscar"merecer afectos"...creo que es un error en el que caemos muy a menudo. Quien no nos quiere, no loa hará aunque sigamos al pie de la letra "el instructivo" que nos deje. No hay que hacer méritos para ser amado, simplemente se tiene la fortuna (o la química) de serlo...o no...es así de simple.


un abrazo!

P.D
me encantó este post, te salió redondo!

Ángel Iván dijo...

Cuan razón tienes y ayer cometí el mismo error por enésima vez y no veas como escuece ver que no significas nada para la otra persona.
Besotes muy gordos.

Archivo del blog