lunes, 7 de marzo de 2016

Resaca de un memo

No se cuando comencé a sentirme solo al despertar
quizás un chubasco otoñal de esos que calan hasta los huesos
fue el que llamó a la puerta de mi inaugurada senectud
anunciando un presente del que quise escapar
y al que nunca miré a los ojos;
me merezco que pienses en mi
aunque sea solo de vez en cuando
porque a todos los efectos en los afectos
existen ricos y pobres
afortunados y estrellados
listos y memos
pero desear unicamente coincide con tener en que son verbos
y no son ni de la misma conjugación,
ya no es tiempo de olvidarte en brazos de otra amante
porque sencillamente ya no me quedan fuerzas.
 
 
© Ike

Archivo del blog