domingo, 6 de diciembre de 2009

Pateras y turrón


Me retas en una balsa de madera
confiado en el azul de mi seno
buscando un futuro mejor,
pero quemaré tu negra piel
blanquearé tus desnudos huesos
en playas atestadas de dinero
donde pagarás con tu existencia
la soberbia de los demás,
no clameis contra mi crueldad
buscaros el alma en vuestros bolsillos
antes de mirarme con temor
y perderos entre escaparates llenos de luz.
©Ike

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

No sólo buscan bienestar económico los que se arriesgan a cruzar el mar para llegar a otras tierras. Intentan escapar de un destino de hambre y guerras y hambrunas perpetua. Tanto los que se van como los que se quedan son los postergados de un sistema económico mundial donde el reparto es injusto y cruento.
Tus palabras dejan traslucir la crueldad de esas duras realidades.


un abrazo.

Ángel Iván dijo...

Cierto Neo, quizás por lo simplista de nuestro egoismo nos creemos que vienen a "quitarnos" algo que nunca ha sido nuestro y que es su derecho a vivir y ser felices, no entiendo como se permite un lucro desmedido de ciertas personas (sólo basta saber que un número inferior a 100 tienen más recursos que el conjunto de los paises pobres), no nos merecemos esa lacra, pero menos que nosotros se lo merecen todos aquello que no saben si podrán comer al menos un día más.
Un abrazo enorme.

Archivo del blog