miércoles, 21 de julio de 2010

Tecla 43

Veo transcurrir mis días
unos más iguales que otros,
mi alma cada vez más envenenada
dormita entre toallas y sol
porque lo que fue esperanza
ahora se acomoda en virtuales promesas
transmitidas por mundos ficticios;
no soy lo que creí ser
y ya no oigo mi voz
ni cuando grito,
nada es como soñamos que sea
profecías de un futuro caduco
emitidas con más miedo que acierto
descansan en contenedores de reciclaje,
las pieles maduras se agrietan
y los girones de afecto se pierden entre los dedos,
si duro es decepcionar
terrible es hacérselo a uno mismo
sin excusas ni culpables,
duermo arropado por mi fracaso
amaneciendo solo
y al amanecer soy un año más inculto,
abordaré estas cuatro nuevas estaciones
unas para no pisar charcos
otras para buscar el abrigo de un abrazo
y las otras, quién sabe,
sueños en blanco en negro
películas sin tecla de borrado
repletas de un sin fin de instantes por rellenar
solamente deseo
elegir bien que tecla pulsar.

©Ike

9 comentarios:

una más... dijo...

Renovarse o morir no?
Las ilusiones, los sueños, todo aquello que no nos sale bien, por lo q llegan las decepciones también son renovables e incluso hasta desechables pasado un tiempo.. ha de serlo para no quedarnos estancados y " morir " esperando encontrar la tecla.
Un abrazo.. ( no muy intenso q hace mucha calor..jajaj )

Ángel Iván dijo...

Querida Una más, esto es mi propia reflexión a 43 veranos que cumplo.
Certifico que cada año hago las mismas patochadas y tengo la sensación de avanzar hacia atrás, por eso la figura de pulsar la tecla y acertar, ¿lo conseguiré o no? quién sabe aunque conociéndome seguro que volveré a hacer alguna de las mías, lo "mejor" es que aún sabiéndolo lo repito una y otra vez.
Besotes y abrazos pero desde una cámara frigorífica, jeje.

nuiT.·* dijo...

pero vaya casualidad!!
vengo a leerte, y me encuentro, además con tu comentario que dice "43 veranos", y no sé si viste mis "35 inviernos" (pues donde vivo, es invierno) :)
Felices 43 pues!!!!
Un abrazo inmenso y pulsa "enter" a todo lo que te haga sentir bien!
(que para lo demás, sobran teclas!)

besos!

Neogeminis dijo...

A veces las cosas suceden cuando menos las buscamos.
No decepcionarse a sí mismo es cuestión de nivelar las propias exigencias. Somos humanos, nadie es perfecto.
Predisponerse a disfrutar y aprovechar al máximo lo que venga es indispensable antes de comenzar el trayecto.

Feliz cumple que espero recibas como te mereces!

Un abrazo.

Ángel Iván dijo...

Estimada Nuit la tecla del 43 este año viene muy calurosa, los pajaritos se fríen hasta en los cables del teléfono, ya he oido que este año en el cono sur el frío es de aupa.
Vilos, vilos tus 35 inviernos, pero se me parece tan raro hablar de invierno en plena canícula, ufff.
Besotes con sopita caliente, jeje.

Neo en realidad esta reflexión loca llevaba escrita una buena temporada, no refleja del todo mi ánimo aunque si debo confesar que tengo ese regusto en la boca del que nunca acaba nada.
Un fuerte besote y ahora mismo traigo la tarta, como soy muy coqueto, las velas las he escondido.

mi nombre es alma dijo...

Un presente desesperanzado que busca encontrar la tecla de futuro esperanzador.

Ángel Iván dijo...

Deducir que he cumplido 43 veranitos es sencillo, ¿verdad Alma? y como dices tan bien, espero que el 44 el resultado del debe-haber registre otro saldo.
Besotes muy sofocados, que calorrrrrr.

Gorrioncillo dijo...

Caray!!!Llegué tarde!!
Bueno auque sea con retraso
felicidades Angelin!!
Internet es como la vida misma
se siente lo mismo..que en lo real
o a veces mas fuerte..porque todo
se magnifica como en gran hermano.
nada!!palante siempre palante
que hay mucho por vivir..real
y virtual!!te quierooooo
MUAAA!!!

Ángel Iván dijo...

Aún no corté la tarta de chocolate, pasa, pasa y agarra y plato que empiezo a cortar.

No me importa el hecho de cumplir años, la verdad es que me encanta, lo que no me gusta es hacer resumen de lo que llevo en la mochila y ver que apenas he "construido" nada, por eso ese color grisaceo.
En fin, que no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resita, ¿verdad Gorrión?
Un saco de besos frescos, nada de enlatados,

Archivo del blog