miércoles, 18 de agosto de 2010

De cómo se escapo un ángel del cielo para no volver jamás

I



Historia de un cielo encalado
ángeles, ninfas y dioses
exceso y abundancia todo mal calculado
ignorante de las sombras de mirada turbia;
un alma al menos no ha encajado
dudas y más dudas en el nirvana
lo que antaño fue paz hoy torna a un caos pausado
con los ojos abierto y repleto de hambre
cierra la puerta al edén sin arrebatos
pero con dos ojos clavados en su espalda.



II



Caminando entre desiguales y repudiados
paladeó el hedor de la impotencia
desangrándose entre ventanillas de refugiados
y con aquellos ojos sin sombra respirando a su espalda,
sus mugrientas manos, antes de blanco inmaculado
acarician esquinas buscando calor
amparándose en vapores etílicos
o en abrazos y camas de alquiler,
huye de profetas que anuncian un Salvador
con la desesperación por compañera,
el infierno le está aguardando
sin saber que es la misma pared del edén
tan sólo que vista del otro lado.



III



Su piel  cuarteada
deja pasar su incomprensión
por las mil veces que ha llorado:
los buenos por pensarse santos,
los malos por saberse amos
y el mundo gira igual de ingrato
a pesar de las caricias y abrazos
de todos los seres condenados a la hoguera.



IV



Su memoria frágil de corto recorrido
no sacia a sus mil años quizás cumplidos,
la balanza sigue inclinada del otro lado
en cada alumbramiento
su fe renace,
una vida, otra oportunidad
y creer en el hombre
ya no le parece una batalla perdida;
caminando entre basuras
un niño le regala una flor
con sus píes rodeados de barro
y desde los plásticos sucios
los dos ojos bendicen las dos sonrisas,
parabienes que no cotizan en bolsa
y que tampoco llenan la tripa.



V



El ser humano se muere
porque reza a dioses ingratos
pagando peajes a avaros corazones,
Dios nace en una chabola
y muere en la de enfrente,
así lo atestiguó un evadido
que no quiere la felicidad de bote.



©Ike

12 comentarios:

cris (tales) dijo...

Busco la alegría porque se que la felicidad del paríaso como algunos dioses solo habitan en mentirosas utopías.
Conmovedora huída de este angel.
Saludos de Cris

Ángel Iván dijo...

El paraiso de existir solo puede existir dentro de nuestro ilusiorio mundo; no creo que paraisos posteriores ni anteriores y el creer en ellos lo único que hace es condenar a todos aquellos que ni por asomo llegarán a él en la presente vida (y esoque sólo hay una).
Saludetes y buen finde Cris.

pasaxeira dijo...

Tan ingrato Dios… y esta maraña humana tan necesitada de librarse del sufrimiento de su ausencia. Nuestro ilusorio mundo… dulce condena. Y ese Angel… si alguna vez oí que Dios es Amor, que Dios es absoluto, allí o allá, ya está en él. Revisaré pues la idea del bien y el mal, de si toda la existencia es Dios, o si cabe algo más allá… sin embargo tan limitada me veo, tanta lógica obtusa, que ya no sé si podré… Y perdona esta divagación, no tengo un buen día…la verdad que a ratos casi se me caen las lágrimas leyendo. Gracias Ángel Iván.

Ángel Iván dijo...

Nada que disculpar Pasaxeira, no todos los días pueden ser soleados.
A diferencia de los que ven el bien y el mal como partes distintas de una misma moneda, yo no encuentro esa diferencia tan clara porque nada es completamente bueno ni completamente malo y algo que ya no me quita el sueño, que no existe un juez supremo que sopesará mi tiempo vivido aquí.
Insisto en el paseito playero, suele se mano de santo.
Un fuerte abrazo.

gOtaS dijo...

en el fondo siempre hay opciones..así lo veo yo...ni lo que parece importante hoy lo es tanto mañana, ni aquello que nos dolió tanto ayer es más que un recuerdo hoy....la libertad de ser y de actuar consecuentemente con uno mismo es ya todo un reto en esta vida al margen de los colores blancos o negros..supongoq ue los intento pintar cada día azules, rojos, amarillos...cualquiera que sea que me haga sentir, emocionarme.....

Lorena dijo...

http://ungranmundodefantasia.blogspot.com/
Hola, me encanta tu blog, siempre te leo. Te invito a pasar por el mio. Gracias

Ángel Iván dijo...

Efectivamente querida Gotas, siempre hay opciones, desde el que elige el dolor a cambio de no sentir nada o el que se decanta por el olvido en lugar de acumular más recuerdos; en realidad este post empezó por un recuerdo de una de mis estatuas preferidas de Madrid, la del Ángel caido y que está en el Retiro y quise hacer una historia de alguien que se marchase del paraiso por sentirse en exceso feliz y querer sentir otras cosas, al final como todo lo que empiezo a escribir, empieza de una manera y termina de otra completamente distinta a lo que me proponía.
Un enorme besote y dulce domingo.

Bienvenida Lorena, por favor siéntete en tu casa, la única norma de este espacio es que te sientas libre de hacer/decir lo que te de la realísima gana.
Un cálido abrazo y me paso por tu "casa".

mi nombre es alma dijo...

Y no volvió nunca más porque el cielo consiente la indiferencia.

Ángel Iván dijo...

Creo que consentir es poco, la propugna y la hace norma, sus fieles se quedan parados y cuando alguno clama porque las cosas no deben ser así, lo marginan y lo expulsan.
Besotes Alma.

Marián dijo...

La Maldad es hermosa, si no,no tendría tantos amantes...Los dioses la temen, por eso en el principio la quisieron expulsar y más tarde la adoptaron...Muy, muy interesante tu entrada.

(Ahora tengo un poco más claro eso de tu confusión con las Almas)
un beso.

Ángel Iván dijo...

Pues aún hay más Almas -dentro o ya fuera de mi vida-.
La maldad es intríseca a los dioses y crueles son que nos hacen pensar que es cosa nuestra.
Besotes Marian.
Excitante asociación, maldad-amantes.

VEro ºº(ô.ô)ºº dijo...

"la balanza sigue inclinada del otro lado
en cada alumbramiento
su fe renace,
una vida, otra oportunidad
y creer en el hombre
ya no le parece una batalla perdida;
caminando entre basuras
un niño le regala una flor"
Cómo me ha conmovido tu escrito Angel Iván! personalmente no sé si existe o no Dios, la verdad quiero creer que hay algo más, siempre lo anhelo, y bueno lo que tenemos por ahora es lo que con nuestros ojos podemos ver, en nuestros paraisos-infiernos-ilusorios o tan reales como los queramos, pero la imagen de esta frase: "caminando entre basuras
un niño le regala una flor" Aún creer en el ser humano, aún tener fé en nosotros, en nuestros semejantes Cómo cuesta! sabes! precisamente hoy fui victima de un robo, en el jardin de mi casa, la verdad lo robado monetariamente no fue de gran valor, pero sí indigna y asusta, que alguien entre a tu casa, a nuestra propiedad a adueñarse de algo que no le pertenece, un verdadero ejercicio de voluntad y de valor creer en bien, en el ser humano, y la verdad me ha llegado justo hoy! gracias por tu mente y tu pluma (seguiré pensando en ese niño regalando una flor en medio de la basura) Angel, besos enormes a la distancia.

Archivo del blog