jueves, 17 de mayo de 2012

Soliloquio

Metidos entre los muslos de la desesperación
nos rodean con la desidia viscosa de la uniformidad,
los placeres mundanos virtuales ciegan nuestros sentidos
mientras baba caliente de nuestros labios cae hasta el corazón,
las luces estroboscópicas saturan nuestros apetitos
pero nos dejan en los huesos, empachándonos de conformismo
en un puerto hacia ninguna parte
un lugar al que cada vez llevan más involuntarios
y los que quieren salir, no saben como levantarse,
sotanas salpicadas del vicio de la santidad
corean los goles de los que saquean nuestros bolsillos
caldeando el infierno al que nos condenan,
un averno que rara vez ellos pisan.

©Ike

Tengo a las musas de vacaciones y he aprovechado que me ha salido de corrido después de oir a nuestros dirigentes y a la conferencia episcopal, espero que no os haga vomitar.

10 comentarios:

Neogeminis dijo...

Vomitar, no, pero sí compadecer a quienes buscan en la virtualidad lo que no se animan a enfrentar en al vida real, como también denostar a quienes se olvidan de su propios pecados a la hora de señalar los ajenos.

Un abrazo!

gOtaSmaR dijo...

yo por el bien de la humanidad, espero que no sea verdad eso de la reencarnación.. lo digo por especímenes varios como los que nombras niño.. yo vomito continuamente con situaciones varias que se están dando, es lo que tiene no ser conformista de nada y vivir en una utopia y mi averno particular, ya lo sabes tú...

hay gente tan retrógada y sin ninguna ética que si pudiera decirles les diría que se lavaran la cara que parece que trabajasen en una funeraria jomío..nodigomás... necesito gomitar de inmediato..ves?? si es que tiene taaaaaantos efectos secundarios tragar con ésto que la menda que suscribe jamás podrá digerirlo con resignación

besos elemento

Novicia Dalila dijo...

Pues para haberlo escrito sin la "ayuda" de las musas, te ha salido rebien, Iván.
Sí, la realidad actual da ganas de salir corriendo, de huir, de escupirle en la cara a muchos... suerte tú que te puedes desahogar escribiendo cosas tan lúcidas.

Un beso fuerte, Iván. Se te echaba de menos.

Ángel Iván dijo...

Querida Mónica, antes nos saturaban con toros y fútbol para que no protestáramos y ahora con virtualidad y con que tienen que hacer lo que tienen que hacer, pero ellos siguen iguales, algo ha de terminar pasar y esperemos que sea pronto.

¿No tienes la sensación Gotas que cuando más jodidas están las cosas aparecen cada vez más salvapatrias y "amigos" de la verdad "verdadera" para darnos lecciones morales de como hemos de vivir nuestra vida?
Al final la crisis sólo la pasamos los mismos.

Ays Novi, es que entre una gripe y que la musa se marchó de vacaciones no levantaba cabeza y con lo piantes que somos lo hombres pues puedes imaginarte.
Después de oír a ciertos mandamases con lo que ha pasado con el 15M y su ceguera tan absoluta dan una ganas terribles de bajarnos todos de golpe y ver de que comen ellos.

Un enorme beso y que arranque formidablemente bien la semana.

Ceci dijo...

Siempre hay algun motivo distractorio para que no veamos la realidad en la cual estamos inmersos...

Besos y abrazos

Ángel Iván dijo...

Lo malo querida Ceci es que ese motivo de distracción sea para ocultarnos algo mucho más grave.
Un besote inmenso.

La susodicha dijo...

...que bueno, y que poetizada y jodida verdad.

Un besote.

Ángel Iván dijo...

Tendremos que agarrarnos que vienen curvas como decían nuestros padres cuando viajábamos en coche y los golfos se siguen llenando los bolsillos a manos llenas, les pillan y no pasa nada y encima nos dicen que no han hecho nada -Sr. Divar dixit-, ¿verdad que dan ganas de decir que paren que nos bajamos?
Un enorme beso Susodicha, me tengo que poner las pilas, tengo esto muy abandonado.

Eris dijo...

Excelente!!!!

crudo, real y visceral... como debe ser todo vómito (sobretodo si se habla de lo que has expuesto)

Beso.

Ángel Iván dijo...

Lo es, lo es Eris y parece que nuestra capacidad de soportar lo insoportable es infinita, cualquier explotará todo y lo hará en el momento menos oportuno, aunque para la rebeldía siempre es momento.
Un besote y feliz semana.

Archivo del blog