martes, 3 de septiembre de 2013

31 menos en las listas

Puso agua a sus flores recién cortadas
con sus tallos infinitos y erectos como soldados en firmes
ninguno de ellos escuchó diana aunque los vistan con banderitas,
se peinó frente al espejo en directo
para mentirnos cinco minutos más tarde en diferido,
en parte y forma de simulación y sin retenciones,
nos tomó por tontos
y se querelló con el portero del Alcorcón (*)
porque hizo una pedorreta,
mientras mi vecina del cuarto
comió un yogur caducado como celebración
hoy su hijo ha encontrado un comitre a tiempo parcial
pasea el perro de la vecina de la mujer de las flores
barre la jaula del hámster de su prole
y sonríe cada vez que lo azotan con la fusta,
sinceramente, hoy puede ser un día de mierda
mañana, quién sabe.

©Ike


* nota: ni idea de como se llama el portero del Alcorcón y ni idea de si la sugerida del diferido o su vecina tienen perro, hámster o les va el sado, pero eso de 31 parados menos me ha tocado las narices.

8 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Sí que es una cifra ridícula, pero al menos es positiva, Iván....
Lo que pido es que sea cierta, que sobre eso tengo mis dudas.

Un beso fuerte

Ángel Iván dijo...

Pues no te hago llegar un artículo del diario Cinco Días -que precisamente no es demasiado crítico con las políticas liberales que se diga- que dice que en octubre cuando salga la EPA nos vamos a enterar pero no precisamente por las buenas noticias.
En la escuela de industriales cuando me dieron clase de estadística encontré una asignatura horripilante que dependiendo quien mire el lado del la campana de Gauss es capaz de venderte que todo está estupendo a pesar de que estar perdiendo hasta la camisa.
Besos.

Niña Mala dijo...

Gracias (k), y sí, sirve de mucho

Ángel Iván dijo...

Pues otro bien fuerte.

Marisa dijo...

La estadística fue hecha para la interpretación según por donde llueva...
Tú sí que sabes,Ángel...

Un besote.

Ángel Iván dijo...

Seguro que conoces la famosa del pollo, que si uno se come un pollo entero y otro nada pues la ciencia estadística dirá que nos hemos comido medio cada uno; pues eso, con el sueldo de Botín o Dolores de Cospedal -que tiene tres sueldos- podemos decir que el que no gana 60000 euros es que es tonto.
Un besazo.

Marián dijo...

No creo que ese redondeo sirva para contar neuronas, porque aquí el más tonto hace relojes...Pero tú, Ángel, como eres de ciencias y yo no...

Pues eso...

Un besote.

Ángel Iván dijo...

Querida Marián a los que mandan les sirve para contar lo que se lo van a llevar crudo, todavía no he visto como se ajustan ellos los pantalones y yo ya me lo he ajustado unas cuantas veces, tantas que no podré hacer un agujero nuevo.
Las listas de espera de Madrid son un ejemplo, cuentan como les da la gana y no se les cae la cara de vergüenza.
Un besote, me tengo que poner las pilas y pasar a leeros, no he podido ni colgar alguna de las "afotos" de las vacaciones.

Archivo del blog