sábado, 26 de diciembre de 2009

La muerte del caballero errado


Desnudo de todo hierro
mirando la llamas de un hogar
un fuego frío que no calienta el alma
devórale cual perro
sin reposo, sin poder rogar
a su espíritu sin calma.
Sangre seca cuagulada
le empapa ojos y mirada
llenando su vigilia de pesadillas ahogadas.
Desprovisto de blasón, su marcado cuerpo
se vió desnudo y sin armas que tomar
un primer acto de valor sin tacha
su primer acto de valor sincero
ofrecerse por nada a lo que la vida robar
entregárse sin codicia ni maldad.
Cicatrices de heridas olvidadas
se abren, regando la tierra devastada
rico abono de una vida acabada.
Se aceptó el sacrificio de su cuerpo
el barquero amarra para
 su espíritu tomar
y navegando entre brumas blancas
lo llevará hasta el frío averno
una eternidad de tormentos y miedos lo abordan
tanto por lo que pagar, tan poco por lo que amar.
©Ike

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

Muy triste el destino de este caballero, que, entiendo, quizás hay sentido estas cosas cuando estaba muy deprimido. De verdad espero que pronto la ilusión le toque otra vez el alma y lo haga renacer.

Un abrazo!

Ángel Iván dijo...

Mi estimado Neo, la idea surgió de la película Excalibur y el papel de Lanzarote, que siendo un caballero sin tacha estaba errado y equivocado y provoca el fin de Arturo y Ginebra y por ende de su reino.
No son palabras en primera persona (imagino que no) aunque nunca se sabe porque el subsconsciente hace muy malas pasadas.
Un enorme abrazo y dichoso año.

Archivo del blog